Hábitos antes de COVID, durante COVID y post COVID-19.

Hábitos antes de COVID, durante COVID y post COVID-19.

Hábitos antes de COVID, durante COVID y post COVID-19.

Con la llegada de la pandemia y la anunciada cuarentena, muchos de nosotros corrimos a llenar el carrito del súper con productos que creímos indispensables para sobrevivir al aislamiento. Algunos creímos ser más inteligentes y llenamos el refrigerador con alimentos “saludables” no solo para sobrevivir, sino para hacerle frente estoicamente a COVID-19 y demostrarle que podemos milagrosamente ser fuertes y sanos por consumir frutas y verduras, té’s, yogurt griego, alimentos libres de azúcar añadida o harinas refinadas. 

Pero, ¡Oh, sorpresa!, olvidamos que estar y sentirnos sanos y fuertes es un proceso de balance que implica modificar los malos hábitos, adquirir nuevos y sobre todo entrar en mode disciplina y conciencia para adoptar un nuevo estilo de vida saludable, sustentable y sostenible que sea mucho más que moda de 40 días. 


Sí, es cierto, el té de jengibre con limón y miel1 fortalece el sistema inmune por las propiedades expectorantes y antioxidantes de sus ingredientes; también la vitamina C2 de los cítricos actúa directamente en el sistema  inmune y el sistema respiratorio. Pero, aquí viene el pero, el consumo exponenciado durante 40 días no lo hará funcionar milagrosamente en el organismo porque los otros 150 días que ya transcurrieron de este año sostuvimos malos hábitos de nutrición, hábitos deficientes en la compra de alimentos y malos hábitos en la actividad física, que claramente estaba afectada por la rutina y el sedentarismo de la vida en oficina. Y estoy contando solo lo que va de este año, si hago la cuenta, en mi caso, de 10’940 días de vida, estoy segura que la mitad he estado de lado oscuro de los malos hábitos que no llevan a una vida saludable. 

Pero basta de hacer cuentas; mejor re-enfoquemos y quedemos claros. ¡URGE! Cambiar hábitos, adoptar nuevos y direccionarnos a una vida saludable que incluye la nutrición, el consumo responsable de alimentos y el balance con la activación física. 

Seré más puntual. 

  • Respecto a la nutrición: por favor, consume de todos los grupos de alimentos equilibradamente y acorde a tus requerimientos calóricos. Deja de lado los productos y remedios milagro que prometen mantener a raya tu sistema inmune. Sí, claro, está bien inclinarse al consumo de lo más sano pero recuerda que el balance entre la alimentación-nutrición y el ejercicio físico es lo que hará que tu cuerpo este fuerte, sano y atento. Nuestra experta en nutrición, Atenea, se asegura que todo lo que compartimos en los planes de nutrición nos orienten a la salud.
  •  Respecto al consumo responsable de alimentos: abordaremos el tema de forma amplia en otros post, pero básicamente quisiera que te preguntarás ¿de dónde viene lo que me estoy comiendo? ¿me está nutriendo? ¿lo necesito?


  • Y respecto al balance con la activación física: ¡Simple! Hay que mover el esqueleto por más de 30min al día. Y que mejor oportunidad que esta cuarentena para adquirir el hábito de hacer ejercicio. Hablaremos detalladamente de esto en otro post, pero, quiero que recuerdes que moverte no solo mantendrá en talla tu cintura, sino que te liberará del estrés, de la ansiedad, del enojo. Mover tu cuerpo puede ser una metáfora del día; hacer cardio = liberarte del estrés, entrenamiento de fuerza = liberarte del enojo, tu rutina completa, incluido el estiramiento yoguico = mover toda la energía.



Tal vez está de más, pero quiero recordarte que en Cuerpos Al Límite tenemos el objetivo de compartir contigo nuestra forma de vida saludable y te acompañamos en el desarrollo y adopción de estos nuevos hábitos. Cambiemos, adoptemos una vida sana.

1 Orona, K. “Conoce los beneficios de la infusión de jengibre”.El universal. 28 de Noviembre de 2019.

2 Cruz, R. “Covid-19, vitamina C y sistema inmune” Idennut.com. 30 de Abril 2020.

Daniela Nolasco
Daniela Nolasco

Entrena tu mente, transforma tu cuerpo

Comentarios