Vitamina C, uno de los mejores aliados contra la grasa. (sobre todo abdominal)

Vitamina C, uno de los mejores aliados contra la grasa. (sobre todo abdominal)

Vitamina C, uno de los mejores aliados contra la grasa. (sobre todo abdominal)

La vitamina C es muy popular por su ayuda para prevenir o disminuir la intensidad de la gripe o resfriados, también algunas personas la consumen por sus beneficios en la reparación de tejidos pero muy pocos saben que es un excelente aliado cuando tratamos de eliminar grasa corporal.

La administración adecuada de vitamina C es esencial para el metabolismo de la grasa. Los índices bajos de vitamina C está relacionado con el aumento de peso y el agrandamiento de la cintura. Los pacientes con niveles bajos de vitamina C tienden a tener más grasa en el estómago a pesar de la pérdida de peso en general.

La vitamina C es necesaria para la producción de moléculas utilizadas en la oxidación, o el metabolismo del tejido graso. Sin suficiente vitamina C, el cuerpo es incapaz de utilizar la grasa almacenada. Tu cuerpo aún está produciendo tejido graso para obtener energía, pero es incapaz de usarlo. Esto provoca una acumulación de grasa, especialmente en el área abdominal.

La vitamina C y el Ejercicio

La insuficiencia de la vitamina C conduce a una disminución en la posibilidad de quemar grasa durante el ejercicio. Incluso mientras te sometas a una actividad extenuante, el cuerpo no puede metabolizar la grasa sin la presencia de la vitamina C. Esto puede explicar por qué algunas personas no pueden bajar de peso a pesar de practicar el ejercicio regularmente: Esas personas pueden tener deficiencia de vitamina C. Con la suficiente vitamina C puedes aumentar las posibilidades de quemar grasa durante el ejercicio hasta en un 400 por ciento.

Otras Funciones importantes de la Vitamina C

La vitamina C se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Se utiliza para:

  • Formar una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos.
  • Sanar heridas y formar tejido cicatricial.
  • Reparar y mantener el cartílago, los huesos y los dientes.
  • La vitamina C es uno de muchos antioxidantes, los cuales son nutrientes que bloquean parte del daño causado por los radicales libres.

Los radicales libres se producen cuando el cuerpo descompone el alimento o cuando usted está expuesto al humo del tabaco o a la radiación. La acumulación de radicales libres con el tiempo es ampliamente responsable del proceso de envejecimiento. Los radicales libres pueden jugar un papel en el cáncer, la cardiopatía y trastornos como la artritis. Los antioxidantes también ayudan a reducir el daño corporal causado por los químicos y contaminantes tóxicos como el humo del cigarrillo.

El cuerpo no puede producir la vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria.

Donde la encontramos?

Todas las frutas y verduras contienen alguna cantidad de vitamina C.

Las frutas que tienen las mayores fuentes de vitamina C son, entre otros:

  • Melón cantalupo
  • Frutas y jugos de cítricos
  • Kiwi
  • Mango
  • Papaya
  • Piña
  • Fresas, frambuesas, moras y arándanos
  • Sandía o melón
Los vegetales que son las mayores fuentes de vitamina C abarcan:
  • Brócoli, coles de Bruselas, coliflor
  • Pimientos rojos y verdes
  • Espinaca, repollo, nabos verdes y otras verduras de hoja
  • Papa o patata blanca y la dulce (camote)
  • Tomates y su jugo
  • Cidrayote
Algunos cereales y otros alimentos vienen enriquecidos o fortificados con vitamina C. Enriquecidos significa que al alimento se le ha agregado una vitamina o mineral. Verifique las etiquetas del producto para ver cuánta vitamina C contiene.

Recomendaciones:

Cocer los alimentos ricos en vitamina C o almacenarlos durante un periodo de tiempo largo puede reducir el contenido de dicha vitamina. Cocer en microondas o al vapor alimentos ricos en vitamina C puede reducir las pérdidas por la cocción. Las mejores fuentes alimentarias de vitamina C son las frutas y las verduras crudas o sin cocer.

Fuentes: nlm.nih.gov/medlineplus, lavidalucida.com

Te gustó este artículo? compartelo y suscribete a nuestro blog para que recibas las nuevos artículos directo en tu correo electrónico de manera gratuita.

Pablo Luis
Pablo Luis

Entrena tu mente, transforma tu cuerpo

Comentarios