¿Tienes deficiencia de hierro?

¿Tienes deficiencia de hierro?

¿Tienes deficiencia de hierro?

En el cuerpo, el hierro es necesario para la formación de la mioglobina, una proteína que se encuentra en las células de los músculos y es fundamental para ciertas enzimas que impulsan las reacciones químicas del cuerpo. En la médula ósea, el hierro se utiliza para producir hemoglobina, la sustancia química que transporta oxígeno dentro de los glóbulos rojos del cuerpo. Si los niveles de hierro disminuyen demasiado, se produce una anemia ferropénica (baja en hierro). Cuando esto sucede, los glóbulos rojos disminuyen su tamaño por abajo de lo normal y contienen menos hemoglobina.

La deficiencia de hierro puede ocurrir en los lactantes, en los adolescentes y en las embarazadas debido a las grandes demandas de hierro asociadas con el rápido crecimiento del cuerpo. Esta deficiencia es especialmente frecuente en las mujeres premenopáusicas debido a la pérdida de hierro regular en los períodos menstruales.

La deficiencia de hierro también puede deberse a:

  • una dieta inadecuada
  • la mala absorción de hierro ocasionada por la extracción (cuando se quita) mediante cirugía, de una parte o de la totalidad del estómago o del intestino.
  • la enfermedad inflamatoria intestinal
  • un trastorno intestinal llamada enfermedad celíaca (o esprúe).
  • la pérdida crónica de sangre causada por:
  • períodos menstruales anormalmente abundantes
  • sangrado en la orina, que es raro, o en el tubo digestivo, que es frecuente. A menudo, la pérdida de sangre es tan pequeña que sólo puede detectarse con exámenes especiales.
  • donación excesiva de sangre
  • infestación causada por las uncinarias (también conocidas como lombrices de gancho o hookworm en inglés, que son unos parásitos intestinales).

SÍNTOMAS:

  • Fatiga
  • Dolor muscular
  • Mareos y falta de aliento.
  • Apatía
  • Poca fuerza muscular
  • Indigestión y estreñimiento
  • Falta de concentración
  • Pérdida de apetito
  • Resfriados frecuentes
  • Palidez
  • Uñas y cabello débiles o quebradizos.


EVITA CONSUMIR:

  • Té y cafeína
  • Gluten
  • Alimentos altamente procesados
  • Refrescos


CONSUME

  • Frijoles
  • Lentejas
  • Amaranto
  • Nueces y almendras
  • Algas.
  • Higos, duraznos y dátiles.
  • Berros
  • Jugos de vegetales.


No olvides aportar tu granito de arena y compartir para difundir esta información.

Pablo Luis
Pablo Luis

Entrena tu mente, transforma tu cuerpo

Comentarios